Reconsideran los beneficios de la
terapia de reemplazo hormonal
BBC Salud
Hace 10 años se publicó un estudio sobre los riesgos de cáncer de mama con la terapia de
reemplazo hormonal (TRH). Hoy una nueva investigación, que incluye a los mismos autores,
afirma que la evidencia científica ha sido revaluada y la terapia puede beneficiar a millones de
mujeres.
El estudio de 2002 mostró que la TRH incrementaba 26% el riesgo de cáncer de mama.
En julio de 2002 la publicación del informe, el más amplio que se había llevado a cabo sobre los
riesgos de la TRH, concluyó que el uso de la terapia incrementaba 26% el riesgo de cáncer de
mama.
Los resultados condujeron a una drástica reducción en el uso de la terapia, diseñada para
ayudar a las mujeres a aliviar los síntomas de la menopausia.
Ahora, un equipo de investigadores internacionales, incluidos dos científicos que trabajaron en
el estudio original, afirman que la evidencia científica muestra que la TRH puede tener
importantes beneficios para las mujeres.
Y el hecho de que el tratamiento no se utilizara ampliamente en la última década "condujo a un
sufrimiento innecesario para muchas mujeres".
Tal como expresan los científicos en una serie de artículos en
Climacteric, la revista de la Sociedad Internacional de Menopausia, los
riesgos de la TRH fueron "equivocadamente generalizados" y
aplicados a todas las mujeres postmenopáusicas.
Cuando en realidad estos riesgos sólo deberían haber sido aplicados a las mujeres de mayor
edad.
La nueva evidencia, agregan, muestra que la TRH puede proteger a muchas mujeres de las
grandes enfermedades, incluidas las cardiovasculares y osteoporosis, "si se usa racionalmente y
cerca del inicio de la menopausia".
Más beneficios que riesgos
El estudio original, llamado Iniciativa de Salud de las Mujeres (WHI) incluyó a 16.608 mujeres
de entre 50 y 79 años, con una edad promedio de 63.
"Desafortunadamente, una de las lecciones del estudio WHI es que comenzar la terapia 10 años
o más después de la menopausia quizás no es buena idea, así que las mujeres a quienes se
atemorizó por la TRH en la pasada década quizás perdieron la oportunidad de obtener los
beneficios potenciales"
Dr. Bob Langer
Los expertos revisaron ahora los estudios publicados en los últimos 12 años sobre los efectos
de la terapia de reemplazo hormonal.
El objetivo del tratamiento, que combina varios tipos de hormonas, como estrógenos y
progesterona, es incrementar los niveles de hormonas que se pierden durante la menopausia y
aliviar los síntomas que esto provoca, como sofocos y menstruación irregular.
Los nuevos datos revelaron que las mujeres más jóvenes, menores de 60 años o que
están dentro de los 10 años del período de menopausia, reaccionan de forma
diferente a la terapia y para ellas "los beneficios de la TRH superan a los riesgos".
Estos beneficios incluyen un menor riesgo de cáncer de colon y recto, de fracturas, de
enfermedad de las arterias coronarias y menor mortalidad general, señalan los autores.
Según el doctor Bob Langer, quien dirigió el estudio de WHI de 2002 en la Universidad de
California, San Diego, "sobregeneralizar los resultados de las mujeres que, en promedio, habían
superado los 12 años desde su menopausia, condujo a un sufrimiento innecesario y una pérdida
de oportunidades para muchas mujeres".
"Desafortunadamente, una de las lecciones del estudio WHI es que comenzar la terapia 10 años
o más después de la menopausia quizás no es buena idea, así que las mujeres a quienes se
atemorizó por la TRH en la pasada década quizás perdieron la oportunidad de obtener los
beneficios potenciales".
El investigador agrega que "la información que ha surgido en la última década muestra que la
mayoría de las mujeres que comienzan el tratamiento cerca de la menopausia, los beneficios
superan a los riesgos, no sólo para el alivio de sofocos, sudores nocturnos y sequedad vaginal,
sino también para reducir los riesgos de enfermedad del corazón y fracturas".
Los científicos subrayan que es necesario que cada médico evalúe a su paciente de forma
individual antes de recetar la TRH, porque ésta puede no ser apropiada para todas las mujeres.
Según el profesor Matthew Allison, otros de los autores del estudio, es importante poner estos
resultados en contexto.
"Porque ser obesa, no ejercitarse o consumir alcohol en exceso son factores de riesgo absoluto
más altos para el desarrollo de cáncer de mama que el uso de TRH".
Descargar

terapia de reemplazol Reconsideran los beneficios