54 edición del Día Internacional Lácteo (DIL)
Los lácteos contribuyen a cubrir parte de las
altas demandas de calcio de los ancianos

La dieta, uno de los elementos clave para un envejecimiento saludable
Madrid, 26 de junio de 2012.- La Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL), a
través del Plan de Nutrición y Comunicación de Productos Lácteos, desarrollado con el
apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Unión Europea, ha
celebrado hoy la 54 edición del Día Internacional Lácteo (DIL), una conmemoración
que nació con el objetivo de comunicar a la sociedad lo recomendable del consumo de
leche y productos lácteos.
La apertura de la jornada ha estado a cargo de D. Javier Robles, presidente de FeNIL, y
ha sido clausurada por Dª. Rosa Sanchidrián, Subdirectora General de Riesgos
Alimentarios de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.
Tal y como ha afirmado D. Javier Robles, “nos encontramos inmersos en el Año Europeo
del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional. Una ocasión para todos de
reflexionar sobre el hecho de que la población vive más y con más salud que nunca y de
asumir las oportunidades que eso representa”.
Por ello, el Día Internacional Lácteo ha estado focalizado en las personas mayores y la
conferencia magistral de esta edición ha estado a cargo del Dr. Pedro Gil, Presidente
de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), quien ha dedicado su
ponencia al “Envejecimiento activo y alimentación: papel de la leche y los productos
lácteos”. Dicha conferencia ha estado centrada en dar las pautas clave para un
envejecimiento saludable y, en el marco del requerimiento de una alimentación equilibrada,
en recordar la abundancia y elevada densidad de nutrientes de los productos lácteos, así
como su contenido en vitaminas y minerales, en especial las vitaminas A, D, E, vitamina
B2 y calcio.
Envejecimiento saludable
Según la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) el envejecimiento activo es entendido
como el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad
con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen.
La promoción de la salud y una alimentación sana son algunos de los determinantes clave
para la consecución de un envejecimiento activo junto a otros determinantes conductuales
como son la cumplimentación farmacéutica o la actividad física.
Según ha afirmado el Dr. Pedro Gil, “las claves de un envejecimiento saludable residen en
la dieta, el ejercicio, evitar el estrés, activar las neuronas, aprender técnicas específicas de
memoria, control de enfermedad y fármacos. En este sentido, resulta necesario recordar
las numerosas ventajas que conllevan el consumo de productos lácteos en las personas
mayores y su papel dentro de una alimentación equilibrada”.
“La leche y los productos lácteos son ricos en proteínas, calcio, riboflavina y retinos;
contienen cantidades apreciables de tiamina, folato, niacina, vitaminas B12 y D, magnesio,
zinc y fósforo; son de fácil uso y conservación; muchos de ellos no demandan actividad
masticatoria y pueden contener hasta un 80% de agua”, señala el Dr. Pedro Gil.
Pirámide de la alimentación adaptada a las necesidades nutricionales de las
personas mayores
Según recogen las pautas de la estrategia NAOS para las personas mayores, en esta
etapa de la vida se producen numerosos cambios físicos que requieren una adaptación de
de las pautas alimentarias para mantener la salud. Por lo que respecta a las
recomendaciones de ingesta de calcio, éstas se sitúan entre 1200-1400 mg/día.
En línea con lo anteriormente afirmado, es frecuente que las personas mayores
presenten déficit de calcio. En este sentido, recomiendan el consumo de lácteos para
cubrir los requerimientos de este mineral y tomar el sol para obtener vitamina D necesaria
para el metabolismo del calcio.
Los lácteos y sus derivados se consideran fuente de calcio puesto que contienen como
mínimo una cantidad significativa de calcio, un 15% de la cantidad recomendada (800 mg
de Calcio) y, por ello, contribuyen a cubrir parte de estas altas demandas de calcio de este
grupo poblacional.
La «pirámide de la alimentación», adaptada a las necesidades nutricionales del anciano,
resume visualmente el número de raciones recomendadas para cada alimento y la
proporción que representan con respecto al total de la ingesta. Para el anciano se
aconseja el consumo de 3-4 raciones diarias de lácteos.
6.
Plan de Nutrición y Comunicación de Productos Lácteos
El “Plan de Nutrición y Comunicación de Productos Lácteos 2011-2014”, puesto en marcha
por la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL), es una campaña de
comunicación cofinanciada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente
y la Unión Europea. La Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL) integra a más
de 70 empresas del sector, que representan más del 95% de la producción nacional de
productos lácteos.
Los principales objetivos de esta campaña son aumentar y fomentar el consumo de leche y
productos lácteos en general por sus cualidades saludables y nutricionales; reforzar la
creencia establecida entre el público en general de que los lácteos son buenos y
comunicar la diversidad de lácteos existentes en el mercado.
Para el desarrollo del Plan se ha creado un panel de expertos multidisciplinar que participa
en el desarrollo de materiales informativos dirigidos a la comunidad médica. La campaña
está asimismo presente en congresos médicos de diversas especialidades. Para la
difusión de esta información se creó www.lacteosinsustituibles.es, una web actualizada y
de referencia, con información sobre los beneficios nutricionales de la leche y los lácteos,
dirigida tanto a médicos como a consumidores.
Para más información:
Ogilvy CommonHealth
Laura García González
91 451 23 97 / 659 395 456
[email protected]
www.lacteosinsustituibles.es
Descargar

Estudios recientes revelan los beneficios ocultos del