Comentario de texto de Kant (II).
Ahora yo digo: el hombre, y en general todo ser racional, existe como fin en sí mismo,
no sólo como medio para usos cualesquiera de esta o aquella voluntad; debe en todas
sus acciones, no sólo las dirigidas a sí mismo, sino las dirigidas a los demás seres
racionales, ser considerado siempre al mismo tiempo como fin. Todos los objetos de las
inclinaciones tienen sólo un valor condicionado, pues si no hubiera inclinaciones y
necesidades fundadas sobre las inclinaciones, su objeto carecería de valor. Pero las
inclinaciones mismas, como fuentes de las necesidades, están tan lejos de tener un valor
absoluto para desearlas, que más bien debe ser el deseo general de todo ser racional el
librarse enteramente de ellas. Así pues, el valor de todos los objetos que podemos
obtener por medio de nuestras acciones es siempre condicionado. Los seres cuya
existencia no descansa en nuestra voluntad, sino en la naturaleza, tienen, empero, si son
seres irracionales, un valor meramente relativo, como medios, y por eso se llaman
cosas; en cambio los seres racionales llámanse personas porque su naturaleza los
distingue ya como fines en sí mismos, esto es, como algo que no puede ser usado
meramente como medio, y, por tanto, limita en ese sentido todo capricho (y es un objeto
de respeto) Kant, I., Fundamentación de la metafísica de las costumbres. Capítulo II
Trad. de M. García Morente, Madrid, Espasa Calpe, 1983, pp. 82 y 83.
1. Situar al autor en su momento histórico.
El filósofo alemán Emmanuel Kant (1724-1804) es el pensador más importante del
siglo XVIII y representa la culminación del movimiento ilustrado. Su filosofía es una
crítica, tanto de la razón en su uso teórico como en su uso práctico, que se presenta
como la superación del racionalismo y el empirismo sea en el campo del conocimiento
como en el de la ética.
2. Señala el tema del texto.
El argumento central del texto analizado es la afirmación del ser humano como un fin
en sí mismo y no como medio para ningún otro fin.
3. Indica las ideas principales.
- Primera idea: el hombre ha de ser considerado como un fin en sí mismo y no
como medio para el logro de cualquier otro fin.
- Segunda idea: Los objetos de nuestra inclinación tienen solo un valor
condicionado, por ello las inclinaciones carecen de valor absoluto y cualquier ser
racional aspira a librarse de ellas.
- Tercera idea: Los seres naturales o cosas son seres irracionales y de valor
relativo; los seres racionales o personas son fines en sí mismos y de valor
absoluto.
4. Relaciones entre las ideas.
El texto comienza con la idea central que Kant quiere transmitirnos: los hombres son
fines en sí mismos y no medios, tienen valor absoluto, o dicho de otro modo, no son
cosas. Por eso afirma a continuación, para establecer el contraste entre las cosas y el
hombre que los objetos empíricos que mueven las inclinaciones de nuestra voluntad
tienen un valor relativo pero no absoluto. Y concluye el texto estableciendo la distinción
entre las cosas empíricas o naturales y los hombres: las primeras en tanto que
irracionales pueden usarse como medios, pero los segundos, en tanto que racionales, no
pueden usarse como medios para nada ya que son fines en sí mismos y tienen, por tanto,
valor absoluto.
5. Explicación de ideas.
El texto que comentamos pertenece al libro de Kant titulado Fundamentación de la
metafísica de las costumbres, que Kant publicó en 1785 y en que pretende llevar a cabo
un análisis de la conciencia moral con el propósito de fundamentar el uso práctico de la
razón.
En el texto que comentamos aparece una de las formulaciones del imperativo
categórico, idea central de su filosofía moral, aquella que afirma que hay que obrar
considerando al hombre y a la humanidad siempre como fines y nunca como medios. La
ética kantiana no es una ética material, sino formal. Éticas materiales son aquellas
fundamentadas en imperativos hipotéticos (si quieres X,tienes que hacer Y o Z…) en
los que la voluntad se determina por deseos e inclinaciones dirigidas a la búsqueda de la
felicidad. Una ética formal es aquella en que la voluntad no se determina por ninguna
inclinación o deseo, sino exclusivamente por respeto a la ley moral
El filósofo alemán consideraba que la moral, si quería ser universal, no podía estar
basada en el sentimiento ni en la emotividad como había sostenido Hume, Por ello
afirma que solamente tienen valor moral las acciones que realizamos por deber, es
deber, movidos no por nuestras inclinaciones, sino por una buena voluntad, es decir,
una voluntad guiada solamente por una ley universal procedente de la razón y fundada
en la libertad.
Para argumentar el valor intrínseco de los hombres como fines en sí mismos, Kant
afirma que no actuamos moralmente cuando nos dejamos guiar por motivaciones
materiales, por móviles empíricos. Así cuando ayudo a alguien movido por la
inclinación de sacar beneficio personal de esa ayuda, aunque actúe conforme al deber,
mi acción no tiene valor moral: actúo condicionado por un interés o un deseo. Pero un
ser libre como el hombre, si quiere actuar moralmente, solamente ha de querer que su
voluntad se mueva no por la inclinación sino por la razón: esa es la voluntad
realmente autónoma. La razón es la que nos proporciona el imperativo categórico en
alguna de sus formas: obra de modo que la máxima de tu acción pueda convertirse
en ley universal, o bien, obra de modo que te consideres a ti mismo y a los demás
seres humanos como fines.
Este mandato, este imperativo categórico es incondicionado tiene un valor absoluto,
porque valor absoluto tiene la razón de las personas y su buena voluntad movida por la
conciencia del deber. Las cosas de la naturaleza no son libres, pero si lo es una voluntad
autónoma, es decir perfectamente racional. Y en actuar solamente por respeto a la ley
moral (que no es una ley externa que dé ningún legislador, es nuestra propia razón, la
común a cada hombre, la que funciona como legisladora), por el deber que impone la
ley, consiste la virtud.
Descargar

Comentario de texto de Kant

Paz perpetua kantiana

Paz perpetua kantiana

KantPensamiento kantiano

KANT: CONFIGURACIÓN DEL DEBER Y APUNTES JURÍDICOS INTRODUCCIÓN

KANT: CONFIGURACIÓN DEL DEBER Y APUNTES JURÍDICOS INTRODUCCIÓN

DerechoDeberFilosofíaImperativo categóricoÉtica kantianaPensamiento kantianoAcción moralRacionalismoFormulacionesRazón crítica y razón puraApuntes jurídicos

Conocimiento y Ciencia

Conocimiento y Ciencia

EstudioFilosofíaEpistemologíaPreocupación humanaConocimientoSeres humanosCiencia

LA ÉTICA KANTIANA condicionales, como medio para obtener un fin. Kant

LA ÉTICA KANTIANA condicionales, como medio para obtener un fin. Kant

KantImperativos hipotéticosSer humanoHipotéticasHeterónomasEmpíricasFilosofía griega

Contexto hístórico Kant

Contexto hístórico Kant

Contrato socialIlustraciónAlemaniaContractualismoFuente poder políticoCrisis política EuropeaGuerras de religión

Historia de la FilosofíaPensamiento kantianoRacionalismoUso teórico y práctico de la razónRazón crítica y razón puraNihilismo epistemológicoFilósofos antiguos

Contexto del siglo XVIII

Contexto del siglo XVIII

Pensamiento kantianoRacionalismoRazón crítica y razón puraCrítica de la razón práctica: Hegel y MarxNihilismo epistemológico

Libertad filosófica del hombre

Libertad filosófica del hombre

FilosofíaReligiosidadSexualidadSeres humanos libresLibertadCondicionantesConceptos filosóficos