Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
PROYECTO DE LEY
OBJETO: “ADHESION DE LA PCIA. DE CORRIENTES A LA DECLARACION UNIVERSAL DE LOS
DERECHOS DEL ANIMAL”
INICIATIVA: Senador Noel Eugenio Breard.
FUNDAMENTOS
* La grandeza de una Nación y su Progreso Moral
pueden
juzgarse por la forma en que son tratados sus animales (Gandhi).
Que, el presente Proyecto de Ley tiene por
OBJETO que la Provincia de Corrientes se
ADHIERA a la “Declaración Universal de los Derechos del Animal” proclamada el 15 de octubre de 1978 por
la Liga Internacional de los Derechos del Animal y aprobada por la “Organización de las Naciones Unidas
para la Educación, la Ciencia y la Cultura” (U.N.E.S.C.O) y por la Organización de las Naciones Unidas”
(O.N.U), cuyo texto completo figura en el ANEXO de la presente ley y es parte integrante de la misma.
Introducción: Si hay un animal cruel dentro del reino biológico, ése es el hombre. El único que
es capaz de asesinar por gusto, el único capaz de generar torturas espantosas, el único que golpea a sus
crías porque sí, el único que intenta herir de muerte a sus propios padres… El único que no tiene problemas
en destruir a las mascotas, bosques, mares, animales silvestres y más, sólo por rédito económico.
Los ejemplos abundan en todos los casos y pueden llegar a ser verdaderamente
espeluznantes. En el caso de las mascotas se pueden citar varios. Uno es el de China, país donde los
perros y gatos son desollados para obtener sus pieles. Una práctica que se realiza con los animales vivos.
Sí, la piel se les saca mientras los pobres seres agonizan y luego se vende al mercado norteamericano
como si fuera piel de lobo chino, zorro o gato salvaje.
A título de ejemplo solamente, se estima que por año 2 millones de perros y gatos mueren por
esta espantosa práctica.
La mente humana llega a límites tan increíbles que existen quienes graban sus torturas hacia
los perros y las cuelgan en sitios de internet como YouTube, como los casos del llamado “Asesino canino”; o
el de otro llamado “Lulú” quien sometió a su mascota a un martirio imposible de reproducir.
Los perros no están solos en esta pesadilla. En un momento se pusieron de moda los gatos
“bonsai”. ¿Qué es esto? Nada menos que gatos embotellados. Para eliminar la orina se les colocaba una
sonda !!!
Así fue entonces que surgió la necesidad de crear la Declaración Universal de los Derechos
de los Animales; como un intento de proteger a éstos de los hombres.
Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
Un poco de Historia: El debate sobre los derechos de los animales no es nuevo. Fue
comenzado por los filósofos de las más antiguas.
Pitágoras, el filósofo y matemático griego -ha sido llamado el “primer filósofo de los derechos
de los animales”- exigir el respeto a los animales porque creía en la transmigración de las almas entre los
humanos y los no humanos: matar a un animal, que podría matar a un antepasado. Defendió el
vegetarianismo, rechazando el uso de animales para la alimentación o la víctima del sacrificio.
Peter Singer, en el Oxford Companion to Filosofía, escribió el primer capítulo del Génesis:
describe cómo Dios le dio a los seres humanos el dominio sobre los animales, moderado en la Torá por las
acciones de cesación a la suavidad, por ejemplo, por no trabajar a sus bueyes en el día de reposo.
El Nuevo Testamento no tiene estas exhortaciones: el apóstol Pablo interpreta este requisito
para el beneficio de los propietarios y no los animales humanos en sí mismos. San Agustín cree que Jesús
permitió a los Gadarences demostrar que el hombre no tiene el deber de cuidar de los animales. Por su
parte, Santo Tomás de Aquino, entendía que “los seres humanos deben mostrar la caridad a los animales
para asegurar que no arrastran la crueldad en nuestros hábitos de tratamiento para los seres humanos”, una
posición compartida por Locke y Kant. AD, dijo que “los animales se colocan muy por debajo de los seres
humanos en el naturae Scala, a causa de su supuesta “irracionalidad”, y porque el interés no es propio. Uno
de sus alumnos, Teodofrasto, no estuvo de acuerdo, posicionándose contra el consumo de carne, alegando
que privó a los animales de sus vidas, por lo que el mismo se consideró un “injusto”; afirmaba que “Los
animales, pueden razonar, sentir, y sienten de la misma manera que los seres humanos”. Esta opinión no
prevaleció, y la posición de Aristóteles – acerca de que los seres humanos y no humanos vivieron en
diferentes ámbitos morales, porque algunos estaban dotados de razón y otros no -, fue la posición que en
gran medida se mantuvo con el tiempo, hasta desafió a algunos filósofos en la década de 1970.
En el siglo décimo séptimo, el filósofo francés René Descartes argumentó que “los animales
no tenían alma o espíritu, y no eran más que complejo autómatas. Que no podían pensar ni sufrir. Están
equipados para ver, oír, tocar y sentir el mismo miedo y la ira, pero no son conscientes”.
En oposición a esta tesis, Jean-Jacques Rousseau, en el prefacio de su Discurso sobre la
desigualdad (1754), recuerda que “el hombre comenzó como un animal, aunque no carece de inteligencia y
de libertad. Sin embargo, los animales son seres sintientes, deben participar en la ley natural, y ... el hombre
está sujeto a ciertas obligaciones hacia ellos." (être refusés si ce n'est de la main de la tyrannie »).
Más tarde, en el Siglo XVIII, uno de los fundadores del utilitario moderno Inglés, el filósofo
Jeremy Bentham, dijo que “el sufrimiento de los animales es tan real y moralmente importante como el
sufrimiento humano, y llegará el día en que el resto de la creación de animales adquieran esos derechos que
nunca se le debió negar sino por la mano de la tiranía ".
Bentham creía que la capacidad de sufrir, no la capacidad de razonar, debería ser el “criterio
para evaluar el trato justo“ de los demás seres. Si la capacidad de la razón era la prueba para sostener que
los hombres tenían derechos y no los animales, entonces, muchas personas, como los bebés, los locos, y
Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
los discapacitados, que no razonan, no tendrían derechos, y por el contrario, serían considerados “cosas”,
como lo fueron por tanto tiempo, los animales”, escribió en una famosa cita.
En el Siglo XIX, Arthur Schopenhauer declaró que “los animales comparten la misma esencia
que los seres humanos, a pesar de la falta de capacidad de raciocinio”. A pesar de que consideró excesivo
el vegetarianismo, promovió el respeto de los animales en la moral, y denunció la vivisección. La primera
asociación de bienestar de los animales fue la “Sociedad para la Prevención de la Crueldad con los
Animales”, fundada en Gran Bretaña en 1824; poco después, en Europa y América del Norte, surgieron
grupos similares.
El primer grupo en los Estados Unidos, fué la Sociedad Americana para la Prevención de la
Crueldad con los Animales , que entró en la Carta de las del Estado de Nueva York en 1866.
El primer “movimiento contra la vivisección” se creó en la segunda mitad del Siglo XIX.
El concepto de derechos de los animales se convirtió en el tema de un influyente libro en
1892, Animales Derechos: al considerarse en relación con el progreso social, el reformador social Inglés
Henry Salt, un año después fundó la Liga Humanitaria, con el objetivo de “prohibir la caza” como un deporte.
En el Siglo XX, al principio, las empresas de bienestar de los animales y las leyes contra la
crueldad con los animales estaban presentes en casi todos los países del mundo.
Grupos especializados en la defensa de los animales han aumentado notoriamente, tales
aquellas dedicadas a la preservación de especies en peligro de extinción y otros, como Personas por el
Trato Ético de los Animales (PETA) que protestaban contra los brutales métodos de caza o tratamientos
dolorosos, los malos tratos y actos de crueldad de los animales criados en granjas de la fábrica, y el uso de
animales en experimentos y entretenimientos.
Conciencia Animal:
Que fantásticos son los Animales, con sus costumbres y su papel en el juego de la Evolución.
Alguna vez se han mirado en los ojos de un animal y han captado la presencia que vive allí?.
La profundidad, la ternura, la fuerza, la belleza. Detrás de sus miradas, yace un universo misterioso y
mágico; seres poderosos que nos despiertan oleadas de variadas e intensas emociones.
Son nuestros hermanos, hijos también de la Tierra y del Sol; su ropaje es diferente al nuestro,
su forma de comunicarse y expresarse es diferente, su función y misión también lo son . Sin embargo, son
seres que se sienten como nosotros, sus cuerpos funcionan como los nuestros, tienen las mismas
necesidades, nacen, crecen, se reproducen y mueren, aman y sufren. Han estado a nuestro servicio desde
los principios del tiempo, dándonos su cuerpo como sustento, abrigo y techo. Revolucionaron nuestra
capacidad de movilidad y transporte, el trabajo con la tierra, la carga y recolección, la medicina y la salud,
quitándonos a veces la soledad del corazón.
Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
Como Humanidad caímos una vez, en la creencia, de que éramos superiores que ellos , que
estaban aquí a nuestra disposición y voluntad para ser abusados, explotados, o para ser receptores de
nuestras frustraciones y carencias .
Nos atrapamos en un viaje de ego con el regalo de poder trascender a la condición humana
sirviéndonos de ellos. Orgullosos de tener la capacidad de comprender, de cuestionar, de tener capacidad
de decisión y de elección, de experimentar e integrar, de instintos y raciocinio, nos creímos mejores; aun no
hemos aprendido lo básico de vivir, nos pasamos la vida anclados en el pasado, preocupados por el futuro,
queriendo y pretendiendo ser lo que no somos y llenos de miedos.
Los animales en cambio viven en el aquí y en el ahora; viven, sienten, se entregan de lleno a
la experiencia de ser lo que son. Se aceptan como son, los caballos no quieren ser delfines, ni las nutrias
águilas, ni los perros buitres.
Tenemos tanto que aprender de los Animales, lo poderoso de su instinto y su intuición, de
saber vivir de momento a momento, en aceptación de lo que es, adaptándose al cambio, fluyendo con los
ciclos y ritmos naturales, desarrollando sus talentos y potenciales.
Y tanto que hacer por los Animales, necesitamos involucrarnos y crear conciencia; hay
montones de Perros y Gatos y otros animales que están abandonados a su suerte, maltratados, ignorados,
torturados, masacrados y llevados a su extinción.
La conciencia es como una sonrisa, contagiosa. La educación y la enseñanza son a través del
ejemplo, no del habla; mostremos a nuestros hijos, vecinos, padres, amigos y sobre todo a los
desconocidos, que si no somos sino parte de la solución de igualdad somos parte del problema.
La Liberación Animal e historia
Los “Derechos de los Animales”, también conocido como la liberación animal, se basan en la
idea de que los intereses de los animales - como la evitación del sufrimiento- son los mismos que los de los
seres humanos.
Los defensores de los derechos de los animales creen que éstos no deben considerarse como
“objetos”, que pueden poseerse o usarse, sino que deberían considerarse como personas jurídicas y
miembros de pleno derecho de la comunidad humana.
Algunos críticos del concepto de derechos de los animales sostienen que “los animales no
tienen la capacidad para firmar un contrato social o de tomar decisiones morales, y por lo tanto no puede
considerarse como sujetos de derechos morales”.
El filósofo Roger Scruton postula que sólo los seres humanos tienen deberes y que "el
corolario es ineludible: solo nosotros tenemos derechos".
Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
Algunos partidarios de esta posición argumentan que no es intrínsecamente malo de utilizar
animales para la alimentación, entretenimiento, o hacer la investigación, aunque los humanos pueden tener
la obligación de garantizar que sufrir innecesariamente.
Esta posición suele ser nombrado como de bienestar de los animales, con el apoyo de
algunas asociaciones para la protección de los animales más viejos.
De los Derechos Humanos a los Derechos de los Animales
El 10 diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas ratificó solemnemente
la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
En la declaración aprobada, el principio de que los seres humanos no pueden ser tratados en
la ley como meros juguetes de los poderosos, o en los asuntos públicos como sujetos a su autoridad, no
tienen valor intrínseco y deben estar de acuerdo a las prioridades que han establecido, dentro de los
derechos de los demás.
La ratificación de la Declaración Universal de Derechos Humanos ha simbolizado el triunfo del
humanismo después de la guerra más destructiva de la historia, a través de un siglo que ya estaba siendo
destructivo.
Aunque la aplicación de estos principios a partir de 1948 ha sido parcial e imperfecta, la
Declaración Universal de Derechos Humanos inició una nueva era de la moral y la reflexión humana, en la
que la compasión, la justicia y los derechos individuales han triunfado finalmente sobre la dictadura de los
poderosos. El 10 de diciembre, saludamos la visión de los arquitectos de la Declaración de los Derechos
Humanos y de los esfuerzos de todos aquellos que han invertido para hacer realidad esta visión.
Reconocemos que es deber de cada uno de nosotros, exponer y superar la violación de los
derechos humanos en todo el mundo.
Pero también creemos que el mejor homenaje que se puede entregar al idealismo de 1948 es
reconocer los límites de nuestros propios ideales y tratar de construir la moral de nuestro futuro con el mismo
espíritu que animó en su tiempo arquitectos de la Declaración de los Derechos Humanos .
Creemos que el futuro no llama a esconderse detrás de los ideales de 1948 o consolidar, sino
a ir más allá.
En concreto, creemos que es hora de reconocer la “OBLIGACION MORAL” de incluir a los
animales no humanos en la esfera de protección establecidas por la Declaración.
La especie humana ha sabido de largo que “los animales no son los instrumentos de sus
deseos o su voluntad y que son capaces de experimentar placer, dolor, alegría y sufrimiento”, lo que nos
obliga a reconocer que los límites éticos de aquellas afirmaciones; por ende, lo que hoy debemos
preguntarnos es, al igual que para los seres humanos, cómo tratar a los no-humanos??
Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
La adjudicación de los derechos morales y legales para los animales y su formalización en una
Declaración de Derechos de los Animales ratificado por las Naciones Unidas es una evolución lógica e
inevitable de este principio.
Por lo tanto, en la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, se deben advertir
ciertos aspectos fundamentales como:
* La sensibilidad de muchas especies: lo que está ampliamente demostrado. Condenamos sin reservas
todos los sufrimientos infligidos a los seres vivos y la represión de sus necesidades básicas, a menos que
dichas medidas deban ser tomadas en interés exclusivo del animal.
* La diferencia entre seres humanos y no humanos, sustentada en la capacidad de razonamiento de
aquellos, y no de éstos últimos, no puede utilizarse, bajo ningún punto de vista, para justificar la explotación
u opresión deliberada de animales en nombre de la ciencia, deportes, comida, fines económicos o de
cualquier otra consideración humana.
* Creemos que no puede hacerse ninguna distinción entre los animales en términos de evolución y de la
ética y declaramos nuestra creencia de que “todos los seres sintientes tienen el derecho a la vida, la libertad
y la autodeterminación”.
* Por lo tanto, exigimos que se protejan estos derechos.
La explotación de los animales también está profundamente arraigada en la cultura de la
gente de hoy que una vez fue la explotación de los seres humanos.
La evolución de los derechos humanos que marcaron el siglo XX, han sembrado el respeto del
trato ético y humanitario hacia los animales, mediante el repudio absoluto y mundial a las prácticas crueles
contra los “seres sintientes”, y reforzando las sanciones de sus autores a lo largo y ancho de todo nuestro
planeta. No podemos transitar el nuevo milenio, sin retroceder etapas superadas, sino pensando en la
completa “abolición de la explotación animal”.
EL ESPÍRITU DE LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS ANIMALES
La Declaración Universal de los Derechos de los Animales fue proclamada solemnemente el
15 octubre de 1978, en la casa de la UNESCO en París. La declaración constituye una postura filosófica en
la “relación que debe establecerse ahora entre la especie humana y las otras especies”.
La filosofía se funda en conocimiento científico moderno y expresa el principio de la igualdad
de la especie con respecto a la vida de todas y cada una de ellas.
El ingreso al siglo XXl, ha cristalizado la entrega a la humanidad de un código de ética
biológico.
La igualdad universal no es un nuevo concepto; se ve en las civilizaciones que anteceden la
civilización occidental y en las religiones que difieren totalmente de la tradición de Judeo-Cristiana.
Pero ésta ética necesitaba establecerse clara y firmemente en el mundo de hoy que ha sufrido
ya considerable desorganización, que está constantemente amenazado con la destrucción, la violencia y la
crueldad.
Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
Mientras que la humanidad ha logrado gradualmente establecer un código de derechos para
su “propia especie”, ésta no retiene ningún derecho especial sobre el universo, siendo, de hecho, solamente
una de las especies de animales sobre el planeta y una de las más recientes.
La vida NO pertenece a la especie humana; y el ser humano no es ni el creador ni el dueño
exclusivo de la Vida. La vida pertenece igualmente a los peces, insectos, mamíferos, pájaros y hasta las
plantas.
En el mundo viviente el ser humano ha creado una jerarquía arbitraria que no existe en la
naturaleza y que sólo toma en cuenta las necesidades de la raza humana.
Esta jerarquía antropocéntrica ha dado pie al racismo (specism; ³especismo²). Por ej: a través
de la adopción de actitudes diferentes para “especies diferentes”, destruyendo unas, mientras protege otras,
declarando algunos como "útiles" y otras como "pestes" o "fieras", reservando el término "inteligencia" para
la especie humana, mientras a los animales se otorgan meramente "instintos".
Esto es lo que llevó al ser humano a creer falsamente que los animales no experimentan dolor
de la manera que lo experimentan los humanos.
Hoy queda bastante claro que los animales sí experimentan sufrimiento físico de la misma
manera que los humanos , y que el pensamiento animal, relacionado a la presencia de un sistema nervioso
central, es mucho más complejo que lo que la “neurociencia” había sugerido anteriormente, y que por lo
tanto, esto significa que los animales también experimentan sufrimiento mental.
El racismo (specism; ³especismo²) es lo que llevó al ser humano a creer que “los animales no
experimentan dolor de la manera que lo experimentan los humanos”. Hoy queda bastante claro que los
animales sí experimentan sufrimiento físico de la misma manera que los humanos, y que el pensamiento
animal, relacionado a la presencia de un sistema nervioso central, es mucho más complejo que lo que la
neurociencia había sugerido anteriormente, y que por lo tanto, esto significa que los animales también
experimentan sufrimiento mental.
La Declaración Universal de los Derechos de los Animales está diseñada para ayudar a la
humanidad a restaurar la armonía en el universo. No está diseñada para revivir el estilo de vida de tribus
primitivas. Es una etapa durante la cual los humanos llegarán a respetar la vida en todas sus formas, para el
beneficio de la comunidad biológica entera a la que la humanidad pertenece y sobre la cual que depende.
La Declaración Universal de Derechos Animales no está destinada a ser una desviación o
distracción a la lucha contra el sufrimiento y la pobreza humana, tanto mental como física, contra el egoísmo
desenfrenado, la tortura y el encarcelamiento político. Todo lo contrario. El sentir respeto por los derechos de
los animales, tendrá como consecuencia el respecto a los derechos humanos, siendo ambos inseparables.
La Declaración Universal de Derechos Animales provee a la humanidad con una filosofía, un
código de ética biológica y un código de comportamiento moral que, cuando se le de cuidadosa
consideración, y cuando se despierte una conciencia genuina, la raza humana reanudará su posición
apropiada entre las diferentes especies, viviendo como parte del balance de la naturaleza, siendo éste el
requisito previo básico para la misma supervivencia de la especie humana. Esto significa que la “especie
humana” tendrá que cambiar el desenfreno y actitudes actuales antropocentristas, así como también todas
Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
las formas de zoolatría, para adoptar un modo de comportamiento y un código moral con base en la defensa
de la Vida, dando precedencia al biocentrismo.
Bases Biológicas de la Declaración Universal de Derechos Animales
Con tales ambiciones, la Declaración Universal de Derechos Animales constituye una etapa
clave en la historia de la inteligencia humana y de las consideraciones morales.
Los conceptos éticos contenidos en la Declaración Universal de los Derechos de los Animales
se basan en tres (3) factores claves que han surgido con los recientes descubrimientos en la ciencia de la
biología moderna: la genética molecular, genética poblacional, ecología, neurofisiología y etología.
1. En el campo de genética molecular se ha mostrado que como todo, las especies animales se han hecho
con las mismas materias encontradas en un código genético universal, ellos tienen un origen común y se
relacionan por lo tanto con uno otro. Esto incluye la “especie humana”.
2. La ecología y la ciencia poblacional han dado a conocer un nivel alto de interdependencia entre especies
e individuos; esta interdependencia opera dentro de un sistema vivo y extenso, que es la comunidad
biológica global. Estos campos de ciencia también explican que el balance dinámico de este sistema
complejo se funda enteramente sobre la diversidad de los elementos constitutivos, así como de los
genéticos, al igual que la diversidad genética y el comportamiento diverso de las especies, como la
diversidad genética del comportamiento de los individuos se expresan dentro de un marco de la diversidad
geo-climática de los diversos ambientes de la vida.
3. Enfrentado con las muchas y variadas maneras en que animales perciben, actúan y reaccionan a su
ambiente, ambas la neurofisiología y la etología, han dado a conocer bases comunes que guían los
diferentes tipos de comportamiento y que rigen las relaciones entre las especies animales diferentes, ya sea
éste comportamiento instintivo, memorizado o aprendido.
Los mismos campos de estudio científico han mostrado que los animales sufren de hecho.
El sufrimiento ocasiona, o una respuesta motora (corriendo lejos), o una conducta de réplica
(llanto, gritos, defensa propia) o una respuesta autónoma (úlcera neurogénica); puede también ser
expresada por serias perturbaciones de conducta (postración, auto-mutilación, agresividad permanente). La
sensibilidad para el dolor y la capacidad para reaccionar a éste como un intento para neutralizar el dolor o
eliminar la causa, son mecanismos básicos y difundidos y puede inferirse que ellos primero aparecieron en
una etapa muy temprana en la evolución del mundo animal.
Las ciencias que estudian la Vida han demostrado que hay, unidad extrema en el mundo
viviente, que significa que la comunidad biológica o la biosfera es un sistema coherente y da lugar a la
diversidad extrema en las formas y capacidades de todas y cada una de las especies e individuos.
Este es el combustible básico para la evolución que la usa como recurso requerido para que
mantenga su ímpetu propio. Todas las especies y todos los individuos, mediante su originalidad, contribuyen
a la estabilidad dinámica de la biosfera y por ende a la supervivencia de todos los componentes. Cada
especie y cada individuo por lo tanto, tienen derechos naturales para vivir con dignidad.
Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
La especie humana ha tomado a su cargo la gestión de la economía biológica para toda la
biosfera, pero esto, ha sido logrado imponiendo una jerarquía de especies e individuos, definido
exclusivamente desde el punto de vista de las capacidades de un grupo cultural que se cita como punto de
referencia.
La domesticación totalitaria de la Naturaleza por el ser humano, ha sido efectuada por una
unificación forzada, con todo el consecuente dolor, sufrimiento y matanza, que ello conlleva.
Tarde o temprano, inevitablemente, esto constituirá una amenaza a la evolución y a la misma
existencia total de la biosfera. Esta fatalidad es particularmente seria pues es imposible determinar el
momento exacto en que el balance será irreversiblemente comprometido.
Es por lo tanto responsabilidad del ser humano respetar la Vida en todas sus formas. Este
respeto debe expresarse tanto para la unidad como para la diversidad de todos los seres vivientes y también
para la dignidad de todos los animales. Debe ser el producto de una pacífica pero continua batalla, con el
objeto de reducir el sufrimiento y el dolor en la comunidad biológica al que el ser humano pertenece y sobre
el cual él depende.
Este respeto a la Vida puede únicamente lograrse mediante un programa eficiente de
educación a la sociedad fundado en unas sólidas bases morales, legales y científicas.
Ya que el conocimiento cognitivo y la cultura se ven como atributos puramente humanos, es
por lo tanto razonable inquirir las bases y las limitaciones de los derechos afirmados por un individuo o grupo
de individuos en la relación otros humanos. Ya ahora es altamente legítimo desafiar los derechos que el
hombre se ha asignado a sí mismo, otorgándose a sí mismo autoridad sobre el sufrimiento y la vida animal
para satisfacer deseos que distan grandemente de sus necesidades nutritivas básicas
Por todo lo expuesto, pido a los Señores Legisladores su acompañamiento en el presente Proyecto de Ley.
Por ello…
EL HONORABLE SENADO Y LA HONORABLE CAMARA
DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE CORRIENTES
SANCIONAN CON FUERZA
L E Y
ARTÍCULO
1º:
“LA
PROVINCIA
DE
CORRIENTES
SE
ADHIERE
A
LA
DECLARACION UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DEL ANIMAL”, cuyo texto completo
figura en el ANEXO de la presente norma y es parte integrante de la misma.
Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
ARTÍCULO 2º: INVITAR a los Municipios de la Provincia de Corrientes, a adherirse a la
presente Ley.
ARTICULO 3º: DE FORMA.-
ANEXO
DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DEL ANIMAL
PREÁMBULO
Considerando que todo animal posee derechos.
Considerando que el desconocimiento y desprecio de dichos derechos han conducido y siguen conduciendo al hombre a
cometer crímenes contra la naturaleza y contra los animales.
Considerando que el reconocimiento por parte de la especie humana de los derechos a la existencia de otras especies de
animales, constituye el fundamento de la coexistencia de las especies en el mundo.
Considerando que el hombre comete genocidio y existe la amenaza de que siga cometiéndolo.
Considerando que el respeto hacia los animales por el hombre está ligado al respeto de los hombres entre ellos mismos.
Considerando que la educación debe enseñar, desde la infancia, a observar, comprender, respetar y amar a los animales.
SE PROCLAMA LO SIGUIENTE
ARTICULO 1º: Todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia.
ARTICULO 2º:
a) Todo animal tiene derecho al respeto.
b) El hombre, en tanto que es especie animal, no puede atribuirse el derecho de exterminar a los otros animales o de
explotarlos violando ese derecho. Tiene la obligación de poner sus conocimientos al servicio de los animales.
c) Todos los animales tienen derecho a la atención, a los cuidados y a la protección del hombre.
ARTICULO 3º:
a) Ningún animal será sometido a malos tratos ni a actos crueles.
b) Si es necesaria la muerte de una animal, ésta deberá ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.
ARTICULO 4º:
a) Todo animal perteneciente a una especie salvaje, tiene derecho a vivir libre en su propio ambiente natural, terrestre,
aéreo o acuático y a reproducirse.
Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
b) Toda privación de libertad, incluso aquella que tenga fines educativos, es contraria a este derecho
ARTICULO 5º:
a) Todo animal perteneciente a una especie que viva tradicionalmente en el entorno del hombre, tiene derecho a vivir y
crecer al ritmo de las condiciones de vida y de libertad que sean propias de su especie.
b) Toda modificación de dicho ritmo o dichas condiciones que fueran impuestas por el hombre con fines mercantiles, es
contraria a dicho derecho.
ARTICULO 6º:
a) Todo animal que el hombre ha escogido como compañero, tiene derecho a que la duración de su vida sea conforme a
su longevidad natural.
b) El abandono de un animal es un acto cruel y degradante.
ARTICULO 7º: Todo animal de trabajo tiene derecho a una alimentación reparadora y al reposo.
ARTICULO 8º:
a) La experimentación animal que implique un sufrimiento físico o psicológico es incompatible con los derechos del
animal, tanto si se trata de experimentos médicos, científicos, comerciales, como toda otra forma de experimentación.
b) Las técnicas alternativas deben ser utilizadas y desarrolladas.
ARTICULO 9º: Cuando un animal es criado para la alimentación debe ser nutrido, instalado y transportado, así como
sacrificado, sin que de ello resulte para él motivo de ansiedad o dolor.
ARTICULO 10º:
a) Ningún animal debe ser explotado para esparcimiento del hombre.
b) Las exhibiciones de animales y los espectáculos que se sirvan de animales son incompatibles con la dignidad del
animal.
ARTICULO 11º: Todo acto que implique la muerte de un animal sin necesidad, es un biocidio, es decir, un crimen
contra la vida.
ARTICULO 12º:
a) Todo acto que implique la muerte de un gran número de animales salvajes es un genocidio, un crimen contra la
especie.
b) La contaminación y la destrucción del ambiente natural conducen al genocidio.
ARTICULO 13º:
a) Un animal muerto debe ser tratado con respeto.
b) Las escenas de violencia en las cuales los animales son víctimas, deben ser prohibidas en el cine y en la televisión,
salvo si ellas tienen como fin el dar muestra de los atentados contra los derechos del animal.
ARTICULO 14º:
a) Los organismos de protección y salvaguarda de los animales deben ser representados a nivel gubernamental.
b) Los derechos del animal deben ser defendidos por la ley, como lo son los derechos del hombre.
ESTE TEXTO DEFINITIVO DE LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DEL ANIMAL, HA
SIDO ADOPTADO POR LA LIGA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS DEL ANIMAL Y LAS LIGAS
NACIONALES AFILIADAS A LA 3RA. REUNIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL ANIMAL, CELEBRADA EN
LONDRES DEL 21 AL 23 DE SEPTIEMBRE DE 1977.
Noel Eugenio Breard
Senador Provincia
Corrientes
Bloque U.C.R.
Leandro N. Alem
LA DECLARACIÓN FUE PROCLAMADA EL 15 DE OCTUBRE DE 1978 POR LA LIGA INTERNACIONAL,
LAS LIGAS NACIONALES Y LAS PERSONAS FÍSICAS QUE SE ASOCIEN A ELLAS,
FUE APROBADA POR LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA EDUCACIÓN, LA
CIENCIA Y LA CULTURA (U.N.E.S.C.O) Y POSTERIORMENTE POR LA ORGANIZACIÓN DE LAS
NACIONES UNIDAS (O.N.U).-
Descargar

PROYECTO DE DECLARACION:

Constitución Política de la República de Chile

Constitución Política de la República de Chile

Derechos FundamentalesSeguridad nacionalPersonaFamiliaEstadoDerecho Constitucional chileno

Derecho del Trabajo y Seguridad Social

Derecho del Trabajo y Seguridad Social

ContratosActividad SindicalSindicatosEstatuto de los TrabajadoresNormativa laboral

Geografía de las comunidades autónomas

Geografía de las comunidades autónomas

Sistemas agrariosActividades industrialesElementos del relieve

DERECHOS DEL HOMBRE

DERECHOS DEL HOMBRE

LibertadesDeclaración UniversalÉtica y moralSociedadCiudadanos

Declararación de Derechos de los EEUU de Norteamérica (Bill of Rights)

Declararación de Derechos de los EEUU de Norteamérica (Bill of Rights)

DelitosLeyes constitucionales americanasDerechos procesales

Estructura económica

Estructura económica

Balanza comercialAutarquíaHechos estilizados de Kaldor

Reporte de libro: El Hombre en Busca de Sentido

Reporte de libro: El Hombre en Busca de Sentido

SufrimientoExistencialismo modernoNovela psicológica de autoayudaCampo de concentración naziCondiciones infrahumanasSentido de la vida

Acto de comercio y su definición

Acto de comercio y su definición

Legislación mercantilNaturaleza jurídicaDerecho Mercantil mexicanoActo comercial