Derej HaShalom El Camino de Paz
Parashah Bemidbat“En Desierto” Números 1:1 – 4:20 Oseas 2:1-22;22; Lucas 16:1–
17:10 Romanos 9:22-33
La semana pasada, en la parasháh de Behar-­‐-­‐-­‐Bejukotai (en la montaña -­‐-­‐-­‐ por mis Decretos), leimos que la tierra agrícola en Israel deberia tener un descanso cada siete años. También leimos sobre el año del jubileo, que se realisaban cada siete ciclos de siete años, cuando los israelitas eran liberados de sus deudas y podrían regresar a sus tierras heredadas. La parasháh de esta semana, comineza con la lectura del Libro de Números. En Hebreo, el Libro de Números se llama Bamidbar, que significa " en el desierto. "Es aquí en el desierto donde El Eterno nos pone a prueba. El desierto es un lugar seco, sin agua, sin comida y con climas extremos, muy pocas veces nos hemos detenido a pensar en Israel y sus años en el desierto. Es natural que en estas condiciones, hubiera entre ellos contiendas y dudas. La enseñanza de Israel en el desierto es algo que también la podemos aplicar a nuestras vidas. La palabra hebrea midbar (desierto) viene de la misma raíz que m'daber, lo que significa hablar. A menudo es en los tiempos deserticos de nuestras vidas en donde Dios nos habla a nuestros corazones. Esta porción de la Toráh toca ser leída en víspera de la Fiesta de Shavuot (Pentecostés). Y todos sabemos lo que sucedió en la Fiesta de Pentecostés, lo que muy pocos conocen es que en esa misma fecha fue dada la Toráh en el Sinaí. Ahora debemos hacernos la pregunta: ¿Por qué Adonay envió su Espíritu Santo en esta fecha? Porque no después de la resurrección de Yeshua u otro día? ¿Por qué El Eterno escogió este día? Porque todo tiene un proceso: Pascua: aceptamos la muerte de Yeshua para el perdón de nuestros pecados. -­‐-­‐ Salimos de Egipto: Salimos de nuestra vida de pecado. Caminamos por el desierto: nuestros días de prueba: seguimos hacia adelante o regresamos a Egipto. Llegamos al Sinaí: entrega de la Toráh: Acta matrimonial. Luna de Miel: El Ruaj Espiritu entra en nosotros: somos uno. El pueblo judío entiende que cuando El Eterno les dio la Toráh el les estaba proponiendo matrimonio. Es decir en el Sinaí El Eterno se convirtió no solo en su Elohim Dios sino en su esposo. Ex 19:5 Ahora pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Isaias 54:5; Porque tu esposo es tu Hacedor, YHVH el SEÑOR de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor es el Santo de Israel, que se llama Dios de toda la tierra. Jer 31:31-­‐-­‐32. He aquí, vienen días-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐declara el SEÑOR en que haré con la casa de Israel y con la casa de Judá un nuevo pacto, no como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto, mi pacto que ellos rompieron, aunque fui un esposo para ellos-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐declara el SEÑOR; 1 La Toráh son las instrucciones del esposo que nos apartan para El, pero el Señor sabia que escritas en piedra no podía convertirnos, por eso es que cuanto más abundo el pecado mas abundo su perdon. Aun con toda la infidelidad de Israel, aun así El envió a su Hijo y como si fuera poco al Espíritu que es el que nos ayuda a poder guardar su Toráh, por eso el Espiritu fue enviado el mismo día de la Entrega de la Toráh. Rom 8;6-­‐-­‐8. Porque la mente puesta en la carne es muerte, pero la mente puesta en el Espíritu es vida y paz; ya que la mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no se sujeta a la (ley, Torah) de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo, y los que están en la carne no pueden agradar a Dios. La Cuenta del Ejército Bamidbar se llama "Números" en español, porque los primeros cuatro capítulos mencionan censos de Israel, el primero de ellos numerados hombres capaces de portar armas. Un nombre hebreo antiguo para el libro Números-­‐Sefer Hapikudim (Libro de los recuentos) -­‐también refleja este tema del conteo. En el capítulo uno de Bamidbar, nos encontramos con que los israelitas siguen acampados en el Monte Sinaí después de haber recibido la ley, construido el Tabernáculo, y siendo instruidos en la adoración. Ahora, antes de que avanzar hacia la Tierra Prometida, deben estar preparados para las amenazas que se avecinan en el viaje. El SEÑOR manda a Moisés a hacer un censo de todos los varones israelitas capaces de portar armas de edades veinte en adelante. De veinte años para arriba, tú y Aarón registraréis (pakad) a todos los que pueden salir a la guerra en Israel, según el orden de sus ejércitos. Números 1:3 "Y así se los contó en el desierto de Sinaí." (Números 01:19) Los siguientes resultados del censo revelan que los israelitas son poderosos en número. Los hombres capaces de batalla se muestran por la tribu, por un total de 603.550 hombres: Rubén: 46500 Simeón: 59300 Gad: 45650 Judá: 74600 Isacar: 54400 Zabulón: 57400 Efraín: 40500 Manasés: 32200 Benjamin: 35400 Dan: 62700 Asher: 41500 Neftalí: 53400 Haftará Profética Porción: Estados bajo un mismo Autoridad 2 "Sin embargo, el número de los hijos de Israel será como la arena del mar, que no se puede medir ni contar." (Oseas 2: 1 Por lo general, hay un tema común entre la Parasha y la Haftará correspondiente (porción profética). Vemos esta conexión en el estudio de hoy del libro de Oseas (Oseas 2: 1-­‐22 [1: 10-­‐ 2: 20]), que menciona el desierto y la numeración de los hijos de Israel. Oseas, de hecho, profetiza que los números de Israel crecerán en número como la arena del mar. (Oseas 01:10 [2: 1]) Además, Oseas profetiza que las dos casas de Judá y de Israel serán eventualmente inificadas en la Era Mesiánica bajo un solo líder, como también predejo Daniel, Isaías, Ezequiel y Zacarías, entre otros profetas y escritores. (Daniel 7: 13-­‐14; Isaías 9: 6-­‐7, 11: 1-­‐16; Ezequiel 37:25; Zacarías 14) Este líder es Yeshua HaMashiaj (Jesús el Mesías). "Y los hijos de Judá y los hijos de Israel se juntaron, y nombrarán un solo jefe. Y subirán de la tierra, porque grande será el día de Jezreel "(Oseas 2: 2 [01:11], también 3: 3-­‐5). Debido a este tema de estar juntos en unidad bajo un solo lider, esta parte se lee antes de Shavuot, cuando todos los israelitas llegaron como un solo pueblo para recibir la Toráh en el Monte Sinaí. Del mismo modo, en Shavuot (Pentecostés), los discípulos de Yeshua esperaban en la unidad de la mente, el corazón y propósito de la venida del Ruaj HaKodesh (Espíritu Santo). (Hechos 1:14) Hay una unción y bendición cuando nos reunimos en la unidad. "Qué bueno y agradable es que el pueblo de Dios viven juntos en armonía! Es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, por la barba de Aarón, sobre el cuello de su túnica. Es como el rocío de Hermón, que desciende sobre el monte Sión. Porque el Señor otorga su bendición y vida eterna .. "(Salmo 133) Encontrar la fuerza en la tormenta! Yo sanaré su apostasía, los amaré generosamente, pues mi ira se ha apartado de ellos. Seré como rocío para Israel; florecerá como lirio, y extenderá sus raíces como los cedros del Líbano. Oseas 14, 4-­‐-­‐5. La otra cara de esta parashah, leemos el sufrimiento del profeta Oseas, en él podemos darnos cuenta del dolor que le causa a Dios, un pueblo rebelde como Israel. Igualmente nos damos cuenta la importancia de no ser infieles, no solo a Él, sino tambien cuando se refiere a no engañar a nuestra mujer, o ustedes mujeres a su esposo. ¿Están agobiados y tristes más allá de lo que podemos soportar, por algún tipo de la tragedia familiar, o como Oseas – viviendo con un cónyuge adúltero? ¿Alguno de ustedes o uno de sus familiares estan pasando por algun tipo de tormenta o lucha, que parese que nunca se resolvera? A veces tenemos la sensación de vivir en una tormenta sin fin, y hasta empesamos a dudar del amor de Dios por nosotros. La Biblia cuenta una historia, que los discípulos de Yeshua (Jesús) una vez estuvieron en tal tormenta -­‐-­‐-­‐ una tormenta de proporciones de un huracán. Su barco se estaba llenando de agua, y se hundían con rapidez. Ellos pensaban que de seguro se undirian. 3 ¿Y dónde estaba Yeshua en todo esto? Dormido sobre un cojín en el la popa del barco! En su angustia, los discípulos gritaron: "Maestro, ¿no te importa que nos mueramos? "(Marcos 4:37-­‐-­‐-­‐ 38) ¿Cuál fue la respuesta de Yeshúa? ¡La fe! Creer y no dudes (Marcos 4: 39-­‐-­‐40). Hay veces nos sentimos como si nos estuvieramos ahogando, y parece que Dios esta dormido. Nos preguntamos si le seguimos importando. ¿ Y Por qué permite que nuestras tormentas sigan y sigan? Hemos orado y ayunado y orado un poco más, pero el viento y las olas siguen golpeando contra nuestro pequeño bote que se hunde en los estragos de la tormenta. A través del mensaje en el libro de Oseas, nuestro agitada vida por la tormenta puede encontrar descanso. Oseas era profundamente infeliz en su matrimonio. Había aparentemente "perdido" a su amor, Gomer, una mujer adultera. Sin embargo, este matrimonio simboliza la experiencia de Dios con la nación de Israel. Al igual que Oseas, Dios es un esposo amoroso, fiel, que fue abandonado y traicionado por su mujer. Dios escogió a Israel y la libró de Egipto para ser su propia especial segulah (tesoro). El pueblo hebreo sufrió como esclavos en Egipto, y él los libero. Él les llovio bendiciones, les entrego su amor, les dio su propio hogar una tierra que mana leche y miel (el regalo de bodas), y los hizo un pueblo poderoso. Y, sin embargo, en la ingratitud absoluta, adoptaron las costumbres y la adoración de los cananeos idólatras y abandonaron al único Dios verdadero, Creador del cielo y la tierra. El nombre Gomer proviene de la raíz hebrea Gamar, lo que significa completar, perfeccionar y terminar. Después que Gomer se dio cuenta de que los regalos de sus pretendientes no se podian comparar con el ser una esposa y una madre, despues Dios envió a Oseas para redimirla de un comerciante de esclavos. Al igual que Gomer, pero por la (gracia amor) de Dios, Israel sera redimido. Porque es por su gran misericordia, que nos redime y nos da una esperanza y un futuro. Y devemos confiar en Él, 100% seguros de que se resolverán nuestros problemas y que El nos perfecionará para toda buena obra. (Filipenses 1:6). "El SEÑOR cumplirá su propósito en mí; eterna, oh Adonay YHVH, es tu misericordia; no abandones las obras de tus manos."(Salmo 138:8) Al igual que Oseas como esposo no renuncio a Gomer, Dios no abandonará a Israel ya que su pueblo también tienen un destino que cumplir: "Y los llamarán: "Pueblo Santo. Redimidos del SEÑOR." Y a ti te llamarán: "Ciudad Deseada. Ciudad no abandonada."." (Isaías 62:12) Y así, al igual con el amor de una madre llama a sus hijos cerca de ella, El Shaddai está llamando a sus hijos a Él a través de Su amor. Miren su misericordia y gran amor que nuestro Padre Celestial en los siguientes pasajes: "Sin embargo yo enseñé a andar a Efraín, yo lo llevé en mis brazos; pero ellos no comprendieron que yo los sanaba. Con cuerdas humanas los conduje, con lazos de amor, y fui para ellos como quien alza el yugo de sobre sus quijadas; me incliné y les di de comer. . "(Oseas 11:3-­‐-­‐-­‐4) ¿Cómo podré abandonarte, Efraín? ¿Cómo podré entregarte, Israel? ¿Cómo podré yo hacerte como a Adma? ¿Cómo podré tratarte como a Zeboim? Mi corazón se conmueve dentro de mí, se enciende toda mi compasión. ." (Oseas 11:08) 4 Cumpliendose la profecía bíblica, Dios esta regresando a Israel de nuevo, trayendolos a la Tierra de Israel. Él ha hecho ese desierto florecer, y él sigue siendo compasivo y le sigue hablando a su pueblo, como Oseas profetizó, hasta que se cumpla su destino. Y sucederá que en aquel día yo responderé-­‐-­‐declara el SEÑOR-­‐-­‐, responderé a los cielos, y ellos responderán a la tierra, y la tierra responderá al trigo, al mosto y al aceite, y ellos responderán a Jezreel. Oseas 2:21-22 Baruj HaShem Bendito es su Nombre
Shabat Shalom!
Por su hermano Mayco Hernandez se autoriza la reproduccion gratitua de este
estudio. Shabat 23 de mayo 2015
5 6 7