Congregacion Mesianica
Parashat ( ְָ֛‫ לְֶ־ל‬LEJ LEJA -Vete por ti mismo.)
Genesis 12;1-17;27. Isaias 40;27-41;16. Rom 4;1-25. Hebreos 11;8-12.
Gen 12;1-3.
Y el Señor dijo a Abram: Vete de tu tierra, de entre tus parientes y de la casa de
tu padre, a la tierra que yo te mostraré. Haré de ti una nación grande,
y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.
Bendeciré a los que te bendigan, y al que te maldiga, maldeciré.
Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra.
Instrucción
Vete. Para Abram, el punto crucial de la llamada es la de tener una fe obediente;
él es llamado a actuar de acuerdo con la palabra de Dios dirigida a él, y no por
su propia comprensión de las circunstancias. Abram, para todos Israelitas y no
Israelitas por descendencia, él es nuestro padre en la fe. Hebreos 11.Y no solo
en fe como lo dice el libro de Hebreos 11 y Galatas 3;27-29, sino en obediencia,
porque Abraham le creyó a DIOS y le obedeció . El Eterno le dijo que se fuera de
su casa y el no lo pensó dos veces, sino empaco y se marcho a la tierra que
Adonai le mostraría y que le daría como herencia. Así también a nosotros Dios
nos a llamado a salir de nuestra casa, país, familia, religión,… etc, para seguirle
y obedecerle solo a Él.
El Llamamiento de Abram
Génesis 12:1–20
Hasta este punto, los acontecimientos magnos fueron la creación del hombre, el
diluvio, y el nuevo comienzo después de éste. Ese nuevo principio se debió al
fracaso espiritual del hombre. En la nueva oportunidad que el Señor le concede,
el hombre vuelve a fracasar. ¿Qué iba a hacer Dios? No podía volver a destruir
al mundo con otro diluvio porque así lo había prometido a Noé (9:11). Pero tenía
Paráshat Lej Leja
Por Mayco Hernandez
Page 1 of 5
que hacer algo, o los hombres quedarían sumidos en el paganismo para
siempre. El Altísimo hizo algo muy sorprendente, que de nueva cuenta pone de
manifiesto lo mismo que sucedió en el huerto de Edén. Dios siempre toma la
iniciativa en su relación con el hombre. En este caso, decidió revelarse a un
hombre llamado Abram, que significa “padre exaltado”, para establecer una
relación muy especial con él y sus descendientes (12:1–3).
En el primer versículo de Génesis 12 observamos una transición muy
importante. Si no la tuviéramos, podríamos creer que el llamamiento de Abram
había sucedido en Harán. El pasaje aludido dice: “Pero EL SEÑOR había dicho
a Abram”. Eso habla de una fecha anterior.
Hechos 7:2 lo pone aun más claro: “Varones hermanos y padres, oíd: El Dios de
la gloria apareció a nuestro padre Abraham, estando en Mesopotamia, antes que
morase en Harán”.
El contenido del llamamiento de Abram es muy significativo:
LO QUE ABRAM DEBIA DEJAR 12:1
1. SU TIERRA
2. SU PARENTELA
3. LA CASA DE SU PADRE
Su nación, Ur de los caldeos, era una tierra pagana, entregada a la adoración
de la luna. Con razón Dios quería sacarlo de allí. Ya hemos visto que su padre
se había contaminado de la idolatría de sus paisanos (Josué 24:2). Había
llegado el tiempo de abandonar todo eso y comenzar de nuevo bajo la dirección
de EL SEÑOR.
PROMESAS PARA ABRAM 12:1–3
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
Una tierra (todavía desconocida). Vea Hebreos 11:8.
Formaría una nación grande
Sería bendecido
Su nombre sería engrandecido
Sería bendición para otros
Serían bendecidos los que le bendijeran
Serían malditos los que le maldijeran
Serían benditas en él todas las familias de la tierra.
Paráshat Lej Leja
Por Mayco Hernandez
Page 2 of 5
La tierra que el Señor le prometió era Canaán y la nación que fundaría era la
judía/Israel. Las principales piedras para edificar esa nación fueron Abraham,
Isaac y Jacob. “Y se fue Abram, como Adonai le dijo” (12:4). En esas palabras
tenemos un bello testimonio de la fe del patriarca. Creyó la promesa del Señor
sin saber a dónde iba. Es un hecho histórico comprobable que quienes an
bendecido a los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob an recibido
bendición. Los que los an despreciado y maldecido an recibido lo mismo.
Lej- Leja: encontrarnos y escuchar el llamado.
El Zohar, un antiguo libro de la mística judía, interpreta las palabras de apertura
de esta Parasha, Lej Leja, como ir a ti mismo.
Lej significa ir y lecha significa a ti mismo.
Por lo tanto, de acuerdo con el pensamiento metafísico judío, el primer paso
crucial en la vida es ir hacia adentro a nuestro propio interior, y auto-descubrir lo
que Dios nos ha llamado a ser, para descubrir nuestra misión en la vida.
Una vez que entendemos nuestro destino dado por Dios, cuando nos damos
cuenta de que Elohim/Dios nos esta diciendo Leja Lej (salir), entonces nuestro
viaje de ida puede comenzar con propósito y valor.
El destino de Abraham- la Salvación Eterna
Parashat Lej Leja se extiende la vida de Abram de edad de 75 a 99.
Eso significa que él vivió la mayor parte de su vida sin saber muy bien su
destino, no hasta que Dios se lo reveló a través de un pacto que dio lugar a un
cambio de nombre. Y Abraham esperó mucho tiempo antes de que él comenzó a
ver su cumplimiento a través de un hijo llamado Isaac.
En esta Parashat, Dios le dice: "Ya no será tu nombre se llamará Abram [‫]אַבְָרם‬
sino que será tu nombre Abraham [‫ ;]אַבְָרהָם‬porque yo te he puesto por padre de
muchas naciones [o gentiles, ‫הֲמֹון ּגֹויִם‬-‫" ]אַב‬. (Génesis 17: 5)
Con la adición de sólo una letra hebrea la letra de Hey (‫ )ה‬- Abram (padre
exaltado) se convirtió en Abraham- padre exaltado de una multitud de naciones.
La letra ‫ ה‬a menudo se utiliza como una abreviatura para el nombre de Dios,
porque se encuentra dos veces en el nombre personal de Dios. Así que
mediante la adición de esta letra al nombre de Abram, Dios se añadió a sí mismo
como Padre Abba a la naturaleza Abraham, carácter y destino.
Paráshat Lej Leja
Por Mayco Hernandez
Page 3 of 5
Mediante la adición de la letra ‫ ה‬a nombre de la esposa de Abraham, cambió
de Sarai (Mi Princesa) a Sarah (princesa de todo el mundo).
Por esta razón, se cree tradicionalmente en el judaísmo que el cambio de
nombre puede cambiar el destino de uno. Dios no sólo promete a Abraham la
tierra de Israel, sino también que iba a ser una bendición para las naciones
(Génesis 12: 2; 18:18; 22: 17-18; 26: 3-4).
Hoy en día, hay un sinnúmero de formas en que Dios cumple esta promesa a
Abraham a través de la nación de Israel. Innovaciones y avances tecnológicos,
agrícolas y médicos de Israel, que están ayudando a la gente en todo el mundo.
Sin embargo, el cumplimiento más significativo de esta promesa es la Palabra
de Dios que el pueblo judío ha protegido fielmente en este mundo, así como la
salvación eterna por medio de la fe en Yeshua HaMashiaj (Jesús el Mesías):
1Pedro 1;3-5. Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Yeshua el Mesias, quien según
Su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo a una esperanza viva,
mediante la resurrección de Yeshua el Mesias de entre los muertos,
para obtener una herencia incorruptible, inmaculada, y que no se marchitará,
reservada en los cielos para ustedes.
Mediante la fe ustedes son protegidos por el poder de Dios, para la salvación
que está preparada para ser revelada en el último tiempo.
El destino de Dios para Abraham para convertirse en el padre de una multitud de
naciones (incluso naciones gentiles) se cumple de una manera significativa a
través de Yeshua, que es un descendiente directo de Abraham, Isaac y Jacob
(Mateo 1: 2).
Cualquier persona de cualquier tribu, lengua o nacionalidad que declara la fe en
Yeshua se convierte en un heredero de Abraham:
"(Gálatas 3: 27-29).
"No hay ni Judio ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer;
porque todos ustedes son Uno en el Mesías Yeshua. Y si ustedes son del
Mesías entonces sois descendencia de Abraham, herederos según la
promesa
Jeremías 33.16 (BTX)
En aquellos días Judá será salvo, y Jerusalem habitará segura, y será
llamada: ADONAI YHVH Sidkenu /JUSTICIA NUESTRA.
Baruj HaShem Bendito Es Su Nombre
Shabat Shalom
Paráshat Lej Leja
Por Mayco Hernandez
Page 4 of 5
Paráshat Lej Leja
Por Mayco Hernandez
Page 5 of 5