Manifiesto de Derechos Humanos, 10 de diciembre de 2007
MANIFIESTO
DE DERECHOS HUMANOS
10 de diciembre 2007, día internacional de los derechos
humanos
La Comisión
de Derechos Humanos de la EUTS, la Asociación
de Alumnos
para la Defensa de los Derechos Humanos de la
Universidad
de Murcia (AUPEMUR), la Asociación Jóvenes
Juristas,
Coordinadora de ONGs de la Región de Murcia, y el
Foro
Ciudadano de la Región de Murcia, con ocasión
del día internacional de los derechos humanos y con
el
propósito de promover su extensión universal
y su fuerza
vinculante,
Manifestamos:
En las últimas décadas, los
grandes traumas del siglo XX (guerras mundiales,
genocidios,
desigualdades sociales, crisis ecológicas, etc.) y
los
profundos cambios sociales que han dado origen a la actual
sociedad planetaria,
han hecho que se extienda cada vez más
la exigencia de avanzar hacia una Justi
cia Global
.
Esta exigencia ha dado lugar a las sucesivas generaciones
de
derechos humanos, hasta llegar a los llamados
derechos
de la solidaridad
, entre ellos el derecho a la paz
y los derechos ecológicos.
La Justicia Social y la Justicia
Ecológica son hoy dos
dimensiones irrenunciables
de la Justicia Global. La
sostenibilidad
social y ecológica
es un requisito imprescindible
para asegurar la participación equitativa y duradera
de todos los seres humanos, presentes y venideros, en los
recursos y
beneficios del planeta Tierra. Para avanzar hacia
una sociedad sostenible y
solidaria, es preciso
acabar
con la amenaza de la guerra y de las armas nucleares
,
porque solo la paz puede garantizar de manera real y efectiva
el
bienestar de la Humanidad sobre la Tierra que la sustenta.
Los derechos humanos, como instrumentos de paz y como exigencias
materiales de justicia, son el más valioso patrimonio
de la humanidad. En este
1/2
Manifiesto de Derechos Humanos, 10 de diciembre de 2007
sentido, queremos resaltar lo siguiente:
a) Los derechos humanos, en la medida en
que son patrimonio común de la
humanidad, tienen
como titulares a todos y cada uno de los seres humanos.
Ya no son la seña de identidad de la cultura occidental,
sino que
suponen el reconocimiento universal de la dignidad
inherente a todo ser humano,
sea cual sea su identidad o
procedencia.
b) Los derechos humanos, como exigencias materiales de justicia,
son el único fundamento objetivo que puede dar legitimidad
a los diversos
órdenes culturales, políticos
y sociales sustentados por Estado de Derecho. Los
derechos
humanos son la fuente última de legitimación
de la
democracia social y del desarrollo sostenible, y como
tales deben servir de guía
a los Estados de Derechos
del siglo XXI.
c) Los derechos humanos, como instrumentos de paz, han de
ser
el criterio sustantivo para la legitimidad jurídica
y política de toda acción de
gobierno (local
y global). La paz mundial ha de ser el contenido básico
de justicia que sirva de guía y fundamento para garantizar
una convivencia
humana solidaria y ecológica.
Por todo ello, manifestamos
que la Organización de Naciones de Unidas (ONU),
para
ejercer la legitimidad del liderazgo mundial que le corresponde
en la defensa y promoción de los derechos humanos,
debe democratizarse
profundamente y acabar con el derecho
de veto de los cinco miembros
permanentes del Consejo de Seguridad
(Estados Unidos, Rusia, China, Reino
Unido y Francia). El
poder de decisión de la ONU no puede seguir estando
en manos de unos Estados que son los principales fabricantes
y vendedores
de armas del mundo, porque el desarme progresivo
y la paz mundial son el
criterio sustantivo básico
para la legitimidad jurídica y política de un
buen gobierno local-global, capaz de garantizar la solidaridad
y la sostenibilidad
de la humanidad presente y de la humanidad
venidera.
Publicado en diario La Opinión,
el día 10 de diciembre de 2007
2/2
Descargar

MANIFIESTO ... 10 de diciembre 2007, día internacional de los derechos