3 de noviembre
TRIDUO
A
MARTÍN DE PORRES
ORACION AL COMENZAR CADA DÍA.
Oh, Dios que inflamaste el corazón de San Martín con el ardiente amor que
siempre supo dispensar a los pobres, y le concediste el gozo inmenso de
conocer la verdadera humildad, así como la gracia de saberse someter en
todo momento a tu Voluntad, concédenos que como él seamos siempre
humildes de corazón y practiquemos la caridad a manos llenas con toda la
humanidad doliente. Amén.
DÍA I
MARTIN BUSCO SIEMPRE CONOCER LA VERDAD
San Martín apreciaba el estudio teológico como buen discípulo de Santo Domingo y
animaba a todos para que se interesen por estudiar.
Su vida se desarrolló no solo entre sus múltiples trabajos y sus largas horas de oración,
también dedicaba parte de su tiempo al estudio al que sumaba la sabiduría de la vida y
sus experiencias místicas, es por eso que muchas veces los jóvenes estudiantes recurrían
a él para consultarle sobre algunos temas o sometían a su arbitraje discusiones que
traían entre ellos, y fray Martín respondía siempre con una profundidad sencilla y
verdadera, aunque se tratara de cuestiones muy abstractas.
Martín sabe amar y acompañar a todos, por eso su predicación es una predicación al
estilo de Domingo que tiene en cuenta las exigencias del hermano.
El estudio dominicano y las situaciones de frontera
"El hombre actual tiene grandes reservas frente al ideal de la verdad particularmente
cuando se debate en las fronteras entre la vida y la muerte, entre la vida humana y la
vida inhumana... ni es de extrañar que los problemas de la justicia y la paz o de los
derechos humanos hayan pasado en esos lugares al primer plano de la reflexión
teológica. Están en juego los valores fundamentales predicados por la tradición cristiana:
la vida, la comunión fraterna, la justicia, la solidaridad, por consiguiente, ni la teología ni
la evangelización pueden ser creíbles si no son al mismo tiempo un compromiso con la
justicia, la paz y los derechos humanos. No se trata de una secularización de la teología,
sino de una historificación de la misma.
- Martín pudo iluminar a la sociedad de su tiempo con un mensaje convincente, que
respondía a las necesidades de su tiempo. ¿Qué nos falta adquirir para que nuestra
evangelización de la respuesta que el hombre de hoy necesita?
DÍA II
Leemos en Mt. 5,7
De la vida de Martín de Porres
Por ser misericordioso se hace cargo de la humanidad que sufre. Encarna la misericordia
de Dios. El la experimentó en su vida, es por eso que al identificarse con Cristo hace suya
todo tipo de miseria humana de las personas que acudían a el. Su oficio de enfermero le
ofrecía muchas ocasiones de poner en práctica su amor misericordioso. Toda su actividad
a favor de los marginados nacen de su profundo conocimiento de Jesús, por eso en
contra de las costumbres de su época de atender a los enfermos distribuyéndolos en
hospitales según su condición económica o categoría social por la raza a la que
pertenecen, Martín, animado de un fuerte espíritu evangélico fundó un hospital donde
atendían a todos por igual.
Sentir verdadera compasión y hacerse cargo de la situación es muy dominicano. F. M.
Diez dice: "La capacidad de escucha requiere una actitud de apertura y una exquisita
sensibilidad para captar el clamor de la historia. El profeta debe tener y cultivar esa
sensibilidad. En la persona de Domingo esa sensibilidad se llamó compasión: capacidad
de compadecer, de padecer con los hombres y mujeres en todas sus situaciones,
capacidad de hacerse cargo de sus clamores y cargar con ellos. Desde los tiempos de
Domingo, la compasión se convirtió en un rasgo y desafío de la comunidad dominicana."
¿Qué tipo de compasión habitualmente ejercemos hoy?
DÍA III
"Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia porque de ellos es el reino
de los cielos" Mt 5,10
En tiempos de fray Martín (y también en nuestros tiempos) las diversas categorías de
personas que llamamos "discriminadas" sufrían mucho, y estos sufrimientos a veces
obstaculizaban el proyecto liberador de Jesús. El trato injusto era tomado como natural,
no se tomaba conciencia del daño que se ocasionaba.
Fray Martín sufrió los daños de ese tipo de injusticia, ese dolor le sirvió para identificarse
a Jesús crucificado, y eso lo llevó a hacer su opción por los más desposeídos; negros,
mulatos, indios, enfermos fueron los destinatarios de su actividad caritativa."
Reflexionamos la charla: "Misión en un mundo desbocado: futuros ciudadanos del Reino.
Fr. Radcliffe
"Nuestro mundo global está atravesando por grietas y fracturas, las cuales nos hacen
extranjeros los unos a los otros, incomprensibles e incluso algunas veces, enemigos. El
misionero es enviado a estar en esos lugares. El Obispo Dominico de Orán en Argelia
antes de morir escribió:"la iglesia lleva a término su vocación cuando ella está presente
en las rupturas que crucifican a la humanidad en su carne y en su unidad. Jesús ha
muerto suspendido entre el cielo y la tierra, con los brazos extendidos para reunir a los
hijos de Dios dispersos por el pecado que los separa, los aísla y los enfrenta los unos
contra los otros y contra Dios mismo. El es puesto sobre las líneas de fractura nacidas de
ese pecado. Nosotros estamos en una de esas líneas sísmicas que atraviesan el mundo:
Islam/occidente, norte/sur, ricos/pobres. Allí estamos bien en nuestro sitio, pues en ese
lugar en el que se puede entrever la luz de la Resurrección.
¿Qué línea de fracturas presenta nuestra sociedad?
¿Has descubierto la línea de fractura en la que te encuentras? ¿Cómo la vives?
ORACION AL FINALIZAR CADA DÍA.
Martín, seguidor fiel de Jesús, haz que nos esforcemos en imitar tus
ejemplos de unión con Dios por la oración, de amor universal y entrega
al servicio de los necesitados. Confiamos en tu bondad y te pedimos,
hermano nuestro, que presentes a Jesús nuestra petición de ayuda en
nuestras necesidades. Amén.
Descargar

3 de noviembre